4.11.09

Ludoteca "La cometa"








Ya hace algún tiempo hice la Ludoteca "La Cometa", alguna la habrá visto publicada en la revista Miniaturas. La verdad es que fué un trabajo muy entretenido, lleva tantas cositas en las estanterías, que parecía que no acababa nunca de rellenarlas pero disfruté mucho y mis hijas colaboraron muchísimo dándome ideas y haciéndo de críticas a cada pieza que colocaba. Sin su visto bueno nunca pongo algo en una escena, son mis mejores, o mejor dicho peores críticas (gracias Eva y Blanca). Lo que menos me gustó hacer fueron las bolas de la piscina de bolas, las hice hice de fimo una a una, pero conseguí el efecto que quería, la niña de dentro es un poco feucha y la pobre está enfadada porque la han dejado sola. Lo que mas me gusta es la casita del rincón izquierdo, me hubiese gustado de pequeña haber tenido algo así para jugar. Los dos chicos son de Heidi Ott, me los regaló mi marido en un viaje a Barcelona, les tengo especial cariño a los dos.

6 comentarios:

  1. Cada dia, me sorprendes con algo, es una monada, y menuda paciencia la cantidad de cositas, te felicito por tus buenos trabajos, la sidreria tambien me encanto.

    ResponderEliminar
  2. Buenass!! ... menuda ludoteca, no le falta de nada, he pasado un buen rato mirando todo lo que tiene, está super completa, vamos que los niños ahi no tienen tiempo de aburrirse ... tiene mucho trabajo pero está genial.

    ResponderEliminar
  3. me ha encantao, qué chula por dios!!! Carmen, no dejas de sorprenderme, me encantan tus trabajos, a cada cual mejor...besos

    ResponderEliminar
  4. Alucinada me has dejado¡¡¡¡ todos los detalles, es que no falta nada¡¡¡ me encanta¡¡¡ la nena enfadada porque se quedo solita¡¡¡ Es un gran trabajo tocaya¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Pues es preciosa y además muy original. Nunca había visto una ludoteca en mini y la verdad es que he pasado un buen rato viéndo detalles.
    Vaya manitas tienes!

    ResponderEliminar
  6. I love this room!!! It has so much detail and everything a little girl or boy would want in it. The stocked shelves, the crayon pictures and cut outs on the table, such wonderful details.

    ResponderEliminar